AEGILMO


  E

 

GROSERO Y BÁRBARO

 

 


a la página principal

 

 

NUNCA FERMÍN EGUREN ME PUDO VER

 

 

        Nunca Fermín Eguren me pudo ver. Ejercía diversas soberbias: la de ser oriental, la de ser criollo, la de atraer a todas las mujeres, la de haber elegido un sastre costoso y, nunca sabré por qué, la de su estirpe vasca, gente que al margen de la historia no ha hecho otra cosa que ordeñar vacas.

 

El Congreso. Jorge Luis Borges, 1971

anónimos

 

siglos
15
16
17
18
19
20

 

índice
alfabético
de poemas